RATTUS NORVEGICUS (rata gris o parda)

control de plagas

Morfología

Esta rata posee un cuerpo basto, un cráneo fuerte y estrecho y una cola anillada con escamas. Su peso varía desde los 250 a 500 gr. Su color puede ser de marrón–rojizo a gris, con la parte del lomo mas oscurecida. Las adultas son más claras que las jóvenes, que presentan una coloración más oscura y homogénea. Conforme van creciendo, su vientre se torna amarillento. Las hembras son más pequeñas que los machos y poseen 6 pares de mamas.

Las podemos diferenciar de la rata negra por dos cosas: su coloración y el tamaño de su cola (más pequeña que el cuerpo).

Tamaño

Aunque en longitud total se asimile a la rata negra, de 20 a 50 cm, tiene la cola mucho mas corta que su pariente, por lo tanto se puede considerar de mayor tamaño. Pesa entre 250 y 500 gr. Las que viven en entornos urbanos son mas grandes que las demás.

Ciclo biológico

En entornos urbanos con abundancia de alimento, se reproducen durante todo el año. En poblaciones no comensales el ciclo sexual es estacional y similar al de la rata negra (de marzo a octubre). Hacen sus nidos en el subsuelo.

La gestación dura de 21 a 25 días, la lactancia unos 22 días. Tienen un promedio de 6 a 7 partos por año, el tamaño de la camada siempre relacionado con el peso y el tamaño de la hembra, pero suele rondar entre 8 a 10 crías, resumiendo, una sola hembra en un año es capaz de engendrar hasta 70 crías siendo la única responsable del cuidado de su camada.

control de plagas

Organización social

Es una especie gregaria, con un comportamiento jerárquico y disciplinado. Viven en clanes familiares formados por un macho dominante, un harén de hembras y una serie de machos subordinados. Las hembras defienden el nido y los machos el territorio que rodea la madriguera, poseen un oído y olfatos excelentes.

Es una especie claramente nocturna y crepuscular, aunque las crías y los machos de menor rango son también diurnos.


Alimentación

Omnívora y oportunista, con una dieta muy variada. En medios urbanos se alimenta de basuras y desperdicios, cualquier alimento que esté dentro de su alcance. En el campo consume sobre todo frutas, cereales, algunos invertebrados y carroña, también se alimenta de pequeños vertebrados, huevos y pequeñas aves que anidan en el suelo.

Muestra un alto grado de neofobia (rechazo a lo nuevo) sobre todo si se trata de alimento, lo que dificulta la ingesta de cebo, razón por la cual la mejor opción para controlar su población es dejarlo en manos de técnicos especializados que sabrán como actuar.

Hábitats

Aunque también habitan en el campo, en España no hay datos que muestren su densidad de población en estado silvestre, aunque sí en medios urbanos. Las estadísticas estiman proporciones de hasta cinco ratas por ser humano.

Las veremos con mayor frecuencia en la ciudad: basureros, cloacas, alcantarillas, sótanos y en general, en cualquier sitio bajo tierra, donde tienen preferencia a la hora de hacer sus nidos.

Las poblaciones silvestres están ligadas a la presencia de agua: cultivos de regadío, marismas y arrozales. Esto se debe a que es una excelente nadadora y es capaz de llevar una vida semi-acuática.

Con respecto al hombre

Al ser una especie comensal capaz de alcanzar altas densidades de población, conlleva graves problemas tanto económicos (debido a su necesidad innata de roer destruye todo a su paso: cableado de todo tipo, acometidas eléctricas, paredes, neumáticos y así un largo etcétera) como sanitarios. Debido al medio antihigiénico donde viven, son portadoras de innumerables bacterias y enfermedades infecciosas como tifus, leptospirosis y fiebre hemorrágica entre otras, siendo capaces además de transmitir la rabia a través de su mordedura.

Son animales muy inteligentes, tienen capacidad para aprender y recordar, lo que las hace escurridizas.

Medidas correctoras

Al ser una de las plagas más extendidas y numerosas del mundo, el haber desarrollado cierta inmunidad frente a los tóxicos y vivir en un entorno urbano, hacen de la rata gris una plaga difícil de controlar (sin olvidar su gran tamaño y agresividad).

Difícil pero no imposible si cuentan con el respaldo de profesionales. En Roinra Sanidad Ambiental trabajamos mediante un control integral de plagas desarrollado por técnicos especialistas en el sector, donde le garantizamos un control exhaustivo de estos dañinos roedores.

Aún así, es recomendable seguir ciertas medidas como pueden ser:

  • Dotar los sumideros de rejillas para dificultarles el paso. Con esto no impediremos su paso totalmente, puesto que son capaces de roer casi todo tipo de material, pero por lo menos, las mantendrá a raya un tiempo.
  • Si se encuentra con alguna, no se acerque ni intente capturarla sin los medios de protección adecuados. Recuerde que son agresivas y tienen capacidad para dar grandes saltos, lo que podría acabar con un doloroso mordisco de graves consecuencias.
  • Debido a su gran tamaño y acercamiento al hombre, carecen casi de depredadores naturales, por lo que en poblaciones urbanas los gatos domésticos son su mayor enemigo, pero no es un método infalible ya que sólo son capaces de capturar a las de menor tamaño.