SIMULIIDAE (mosca negra)

Morfología

control de plagas

Esta mosca de color negro y pequeño tamaño es similar a un mosquito pero con el cuerpo más rechoncho y las patas y alas más cortas. Presentan un gran diformismo sexual, en el que los machos aparte de tener los ojos mucho mas grandes, no dejan espacio entre ellos, mientras que las hembras sí.

Tamaño

Pequeño, de 3 a 5 mm.

Ciclo biológico

Las hembras depositan los huevos (de 200 a 300) en cursos de agua corriente, los cuales se fijan al sustrato. Una vez eclosionan los huevos, éstos se adhieren en la vegetación sumergida, en las partes de mayor corriente, donde hay mas alimento. Después aparecen las pupas que se sitúan en la parte de la vegetación mas resguardada para posteriormente, pasar al estado adulto. Es entonces cuando este insecto pasa del estado acuático al aéreo.

Alimentación

En general se alimentan de jugos vegetales, pero en estado adulto, las hembras necesitan ingerir sangre para completar su morfogénesis, lo cual representa una molestia tanto para los humanos como para los animales.

Hábitat

Esta mosca necesita del agua para vivir, se cría en zonas como ríos, pantanos y riachuelos con abundante vegetación.

A diferencia de otras especies como los mosquitos que se crían en aguas estancas, estas moscas necesitan aguas con corriente (sus larvas se alimentan de la materia orgánica que lleva el río), de ahí su proliferación en zonas de riego y canales de regadío.

control de plagas

Con respecto al hombre

Como ya hemos visto antes, las hembras necesitan sangre para completar su desarrollo, lo que supone una molestia para el hombre.

A diferencia de otros insectos, las moscas negras no pican, si no que muerden provocando un pequeño desgarro en la piel acompañado de sangre y una inflamación en la zona afectada que suele durar una semana.

Al morder la piel, libera sustancias anestésicas, vasodilatadoras y anticoagulantes para sacar la mayor cantidad de sangre posible.

Atacan en enjambre y suelen hacerlo a primera hora de la mañana o a última de la tarde, evitando el calor, aunque pueden hacerlo a cualquier hora del día.

Hay personas sensibles que pueden presentar una reacción alérgica lo que les provoca graves inflamaciones en la piel que pueden requerir tratamiento médico.

Medidas correctoras

Al vivir en un medio subacuatico, es un insecto difícil de tratar, aunque no imposible, pero si queremos evitar sus picaduras lo mejor es:

  • Llevar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo de colores blancos o claros, ya que este insecto se siente atraído por colores oscuros o combinados.
  • Utilizar sustancias repelentes para la piel que quede descubierta, evitando zonas delicadas, heridas y cortes.
  • Si la picadura ya se ha producido, lo mejor es lavar y desinfectar la zona afectada, no rascarse ya que podría provocar infecciones.
  • Si el dolor o la hinchazón persisten, acudir al médico.